puerta seccional

Descubre cómo funciona una puerta automática – explicación para no profesionales

 

Para que una puerta automática se pueda abrir y cerrar sin que alguien deba moverla a mano, debe tener instalados varios componentes que hacen que la puerta se mueva cuando se pulse el botón de un mando, cuando se teclee el código en un teclado inalámbrico, sin cables, o cuando se pulse el botón de un pulsador de pared sin cables.

 

 

En primer lugar, debe tener instalado un motor que es el encargado de hacer mover la puerta cuando le llegue la alimentación.

 

Este motor debe tener conectado un cuadro de maniobra, el cerebro del sistema, y que normalmente consta de una placa electrónica protegida por una caja.

En este cuadro de maniobra es dónde se conectan todos los accesorios para poder activar la puerta a distancia (activación), para hacer parar la puerta y que no haya colisión con ningún coche ni persona (seguridad) y para señalizar a las personas que se encuentran cerca que la puerta se está moviendo (indicación).

 

Los accesorios de activación son los receptores y emisores: mandos a distancia, teclados y pulsadores de pared. El receptor se debe cablear al cuadro de maniobra y el mando, teclado o pulsador de pared sin cables se deben programar/sincronizar dentro de la memoria del receptor.

De este modo, cuando se pulsa el botón de un mando, de un pulsador inalámbrico o se teclea el código en el teclado inalámbrico, el receptor comprueba en la memoria si el código de estos equipos se encuentra en la memoria. En caso afirmativo, el receptor envía la señal a través del cable al cuadro de maniobra y, éste, da alimentación al motor para que haga mover la puerta.

 

Los accesorios de indicación son los destellos, equipos luminosos que hacen parpadeos o se quedan fijos para indicar a las personas que se encuentran cerca que hay una puerta automática en movimiento. Los destellos reciben la alimentación del cuadro de maniobra a través de un cable. Normalmente, al mismo instante que el cuadro de maniobra envía la alimentación al motor para que mueva la puerta también la envía al destello para que indique que va a empezar el movimiento.

Aun así, en algunos casos, lo envía unos segundos antes de enviar la alimentación al motor para indicarlo antes de que se vaya a mover.

 

Los accesorios de seguridad son las fotocélulas y bandas de seguridad, equipos que evitan que la puerta dañe a una persona u objeto que se encuentra en el tramo de movimiento de la puerta.

 

Hay dos tipos de fotocélulas: de espejo y emisor-receptor.

Las fotocélulas de espejo son las que tienen un equipo conectado con cable al cuadro de maniobra que envía un haz de luz hacia el otro lado de la puerta dónde hay un espejo instalado que hace rebotar el haz de luz.

Cuando algún obstáculo (coche, persona, objeto) corta el haz de luz, el equipo conectado al cuadro de maniobra, envía la señal para que detenga el movimiento de la puerta, de esta forma, evita dañar al coche, objeto, persona que esté en el tramo de movimiento de la puerta.

 

El funcionamiento de la fotocélula emisor-receptor es el mismo, pero en lugar de tener un espejo al otro lado de la puerta, hay otro equipo que también debe estar conectado al cuadro de maniobra y detecte si el haz de luz del otro equipo le llega o no.

 

Las bandas de seguridad pueden estar conectadas directamente al cuadro de maniobra o vía radio a través de un sistema que se llama RADIOBAND que patentó JCM. Las bandas de seguridad normalmente se instalan en la parte inferior de la puerta dónde puede chocar la puerta con la persona u obstáculo y en las otras partes dónde una persona se puede enganchar la mano o el brazo entre la puerta y el marco o las guías.

Cuando la banda estaba conectada directamente al cuadro de maniobra por cable, muchas veces estos cables se cortaban por el movimiento de la puerta y provocaban que la puerta se parase sin haber un obstáculo, por este motivo, el sistema vía radio RADIOBAND tuvo tanto éxito.

 

El sistema RADIOBAND está formado por un emisor, que se coloca en la parte inferior de la puerta y el receptor, que se instala al lado del cuadro de maniobras y se conecta con un cable. Las bandas de seguridad están conectadas vía cable al emisor de tal forma que cuando un obstáculo toca la banda, ésta informa al emisor y éste, vía radio, indica al receptor que algo ha tocado la banda. Así que el receptor informa al cuadro de maniobras que pare.

Ahora que ya conoces cada una de las partes y componentes de una puerta automática...

 

 ¿Sabes si te falta algún accesorio a la puerta automática de tu casa?

¡¡Te ayudamos a conseguirlo!!

Producto agregado a la lista de deseos
Product added to compare.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Puede consultar la política de cookies aquí.

Oney
Pago aplazado con tu tarjeta bancaria
1 2 3

Elige tu cuota

3x 4x 6x 10x o 12x

Selecciona en cuantas cuotas quieres pagar tu compra

Completa el formulario

Rápido y sencillo, en menos de 3 minutos y solo con tu DNI

¡Listo!

Recibirás una respuesta inmediata