¿Todavía tienes una mirilla convencional?

Nuestras mirillas básicas tienen una gran pantalla, muy fácil de usar, y especialmente indicadas para personas mayores.
Su encendido es rápido y cómodo, con un simple roce con el dedo. 
Con poca luz ofrece una imagen muy clara y nítida.

 

Nuestras mirillas más avanzadas también tienen una gran pantalla, son todas muy fáciles de usar, y ideales para estar tranquilo aunque no estés en casa.

Una vez llegues a casa, puedes ver quién ha picado al timbre con la función de llamada perdida que hace una foto o si alguien intenta forzar la puerta, hay un modelo que tiene alarma para evitar que quieran entrar.

 

Con la más avanzada puedes ver y conservar con la persona que está delante de tu puerta de casa desde una aplicación que te puedes bajar en el móvil.

Evita que sepan si estás en casa o no. Y además, ¡Son muy fáciles de instalar!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar su experiencia de navegación. Al continuar navegando, entendemos que acepta su uso. Puede consultar la política de cookies aquí.